¿POR QUÉ INVERTIR EN GUATEMALA?

Varios factores favorecen a Guatemala como destino para inversores. El país contribuye al 40% del desempeño económico de la región y, con 17 millones de habitantes, se destaca como el mercado más importante de Centroamérica. La actividad empresarial forma una parte muy importante de la sociedad y economía guatemalteca, donde el 50% de las empresas están fundadas por personas menores de 35 años. Igualmente, el país goza de una población muy joven, pues la mitad de los guatemaltecos son menores de 25 años. La geografía estratégica de Guatemala también ofrece un acceso logístico por el océano pacífico y atlántico, así como el libre comercio con las economías de EEUU y México. Guatemala se distingue por su estabilidad macroeconómica y una deuda pública muy baja. El país dispone de altas reservas monetarias internacionales y un sistema financiero sólido. Además, el PIB del país ha crecido constantemente alrededor del 3% durante los últimos años.

 

DATOS DE INVERSIÓN

Según datos del BANGUAT, la inversión extranjera directa en Guatemala en 2019 ascendió a un total de 1.032 millones de dólares. Los flujos de inversión de Suiza fueron 19,5 millones de dólares, lo que sitúa al país en el 11º lugar entre los inversores más importantes.

 

Opciones de Inversión

 

En Guatemala se pueden distinguir las opciones de inversión siguientes:

 

  • Creación de una empresa local: En este caso, la empresa local opera de forma independiente de la compañía matriz. Se aplica la misma legislación que a las empresas guatemaltecas. Sin embargo, no se exige que los propietarios de las empresas locales sean guatemaltecos. La formación de una empresa local implica los siguientes pasos y toma alrededor de dos meses:
    1. Adaptación de una forma de comercio prescrita
    2. Formación mediante certificación notarial con al menos dos accionistas
  • Pago del capital social (mínimo 250 GTQ)
  1. Inscripción en el registro mercantil

 

  • Creación de una empresa subsidiaria: En este caso, la empresa matriz necesita un permiso para operar en Guatemala a través de una filial. Esta forma suele ser menos complicada y menos costosa que la creación de una empresa local. Para su formación se deben seguir los siguientes pasos:
    1. Prueba de que la empresa está legalmente registrada en el país de origen
    2. Copia de los documentos de registro y de los estatutos
  • Confirmación de que la fundación ha sido aprobada por la junta directiva
  1. Nombramiento de un director local con la autoridad legal para administrar los negocios en Guatemala.
  2. Pago del capital de trabajo y creación de un fondo de garantía para reclamaciones de terceros por un monto de 50.000 USD.
  3. Obligación de actuar de conformidad con la legislación local y los tribunales de Guatemala
  • Confirmación de que la empresa cumplirá con todas las obligaciones legales antes de salir del país.
  • Copia certificada del último balance y de la cuenta de pérdidas y ganancias

 

 

Regulaciones legales

 

Ley de inversión extranjera 9-98

Reduce los obstáculos a la inversión y prohíbe la discriminación de los inversores extranjeros contra los nacionales, a menos que sea por la protección constitucional de la seguridad nacional.

 

Ley de libre negociación de divisas 94-2000

La ley regula la libre posesión, transferencia, compra y venta de divisas.

 

Derechos de propiedad

Los derechos de propiedad privada están protegidos por la Constitución, que estipula que las personas pueden disponer libremente de su propiedad.

 

Régimen fiscal

Guatemala actualmente no tiene acuerdos de doble tributación con ningún país. Todas las empresas domiciliadas en Guatemala están obligadas a registrarse en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y a solicitar un Número de Identificación Tributaria (NIT) para poder emitir facturas.

 

Promoción de inversiones

En Guatemala existen regímenes especiales para promover la inversión extranjera. Las Zonas Francas permiten a las empresas que fabrican productos para la exportación y a las empresas que ofrecen servicios en el comercio internacional beneficiarse de condiciones fiscales favorables. Además, se promueven especialmente los bienes de exportación del sector de maquila, en el que se ofrecen concesiones, independientemente de que las empresas operen en una Zona Franca.